Partido Bandera Roja

Saludos bienvenidos tod@s al blog del Regional Lara Argimiro Gabaldón del Partid Bander Roj (BR) que lucha y trabaja por la Unidad el Progreso y la Soberanía en Venezuela

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles

46 años de BR


Contactanos

Contactanos

martes, 10 de mayo de 2016

Gabriel Puerta Aponte

Estos 17 años han sido la mayor farsa que le ha ocurrido a #Venezuela  #RevocatorioEnLaCalle



lunes, 9 de mayo de 2016

Gabriel Puerta Aponte



Sin calle, ningún instrumento tendrá éxito para lograr el cambio. Es necesaria la presión popular

Gabriel Puerta Aponte


Gabriel Puerta, Secretario General de Bandera Roja

Este martes, el secretario general del partido político Bandera Roja, Gabriel Puerta Aponte, conversó con el equipo de Caraotadigital.net sobre la situación política, social y económica del país.

A juicio de Puerta Aponte, el Gobierno busca construir un clima de conflicto que podría desbordarse en cualquier momento, “un país hipotecado, endeudado con salarios pulverizados” le es más difícil levantarse.

Señala el dirigente político que el país esta viviendo una crisis generalizada que afecta a todos los venezolanos, y ante esa situación el Gobierno no presenta soluciones, sino que busca “aferrarse más al poder (…) ahí esta su seguridad, su libertad y su dinero mal habido”, expresó.

El líder de Bandera Roja, asegura que los venezolanos están decididos al cambio; afirma que de llevarse a cabo el referendo revocatorio “la victoria sería aplastante” ya que las encuestas apuntan un 70%-30% a favor de la oposición.

Para Puerta la labor de la oposición es buscar la solución pacífica ,sin embargo considera que es necesaria la presión popular. “Más contenido, más objetivos que instrumentos. Sin calle ningún instrumento tendrá éxito”, enfatizó.

En relación a la crisis termoeléctrica que atraviesa el país, señaló que si bien el gobierno ha aplicado medidas, estas son mínimas en comparación a la magnitud del problema. “El gobierno ha sido alertado de la crisis (…) No puede ser que un país con las mayores reservas petroleras, no tenga el sistema termoeléctrico en su capacidad”, expresó.

Para el partido Bandera Roja es “imprescindible” un cambio de gobierno por vías constitucionales. Proponen un programa de reconstrucción nacional , así como forjar la producción de bienes y servicios.

“Es importante elevar la conciencia del venezolano para así forjar la decisión que empuje a los cambios (…) Hay que nadar con las dos manos, y los dos pies”, concluyó.

Fuente: Caraota Digital

Por Jennyré Hernández
mayo 3, 2016

miércoles, 4 de mayo de 2016

UJR



Carta abierta a la juventud venezolana
UJR
Estimados amigos.

Los duros y difíciles momentos que vive la sociedad venezolana, el cambio urgente que requiere de las actuales políticas económicas y sociales, demandan de su juventud un compromiso sincero y la determinación de asumir una conducta valerosa, formada en los más elevados principios morales. En esa búsqueda, nuestra amplia y permanente invitación a unirnos entusiastamente en las filas de la Unión de Jóvenes Revolucionarios, UJR. Organización formada con modelos de lo que representa una verdadera conducta revolucionaria y a través del estudio, la sana confrontación de ideas, la sistematización de la experiencia, el aprendizaje en la acción política, la participación en las luchas sociales, en los enfrentamientos contra la represión y por la reivindicación de derechos y libertades políticas, lo que nos permite acerar conciencia, disposición y voluntad en nuestros jóvenes. En la senda de la elevación ética y moral, de fortalecimiento de principios y valores como guía de la conducta; como una tarea constante para alcanzar la superación de la mediocridad.

Nosotros, los jóvenes de la UJR, somos un frente amplio que representa el legado de la generación del 87, donde más de 80 dirigentes estudiantiles fundan nuestra organización en las inmediaciones de la UCV, con un objetivo común: trabajar para generar la conciencia y la organización que permitiera integrar a este amplio y dinámico sector a la lucha por la transformación de la sociedad venezolana, a la conquista de un país libre, soberano, democrático, de justicia y de amplias oportunidades y condiciones para el ascenso social. 

La eficacia en el logro de nuestros objetivos, la salida del régimen, el nuevo gobierno, la elevación de la conciencia política e ideológica de nuestra sociedad, se encuentra encarnado el día de hoy, en la mirada de miles de jóvenes dispuestos a luchar hasta recuperar nuestra soberanía e independencia; hasta obtener una Venezuela productiva y políticas que respondan a los intereses del nuestra sociedad y no al gobierno de turno.

En este sentido, le hacemos un llamado a los estudiantes universitarios, a trabajar con la mayor amplitud en la creación de nuevas plataformas de lucha, a impulsar el tan necesario debate y la confrontación de ideas en nuestras casas de estudio, a lograr el fortalecimiento de un movimiento juvenil que represente los intereses de la universidad y no de un cogollo, a sumar y no a restar. La articulación de fuerzas es imprescindible para levantar la bandera de la educación y mantener nuestras universidades abiertas, dispuestas a luchar y vencer la tiranía y el despotismo.

Sea propicia esta oportunidad para, en aras de la amplitud y la justicia, expresar nuestro reconocimiento a los dirigentes estudiantiles: Lustay Franco, Ernesto Rodríguez y Mariet Calderón, por asumir la vocería de la dirigencia estudiantil universitaria ante el descontento manifestado y así, frenar un evento en la Asamblea Nacional el pasado 25 de abril que buscaba oxigenar la dirigencia universitaria oficialista a nivel internacional a través de un debate sobre la Crisis Universitaria que no contaba con la participación de los dirigentes estudiantiles legítimos, que representan las principales universidades autónomas y experimentales del país. Una vez más, la piratería en la dirigencia estudiantil, el mercenarismo y el saltibanquismo deben ser derrotados en nuestras universidades 

Hagamos de estos duros y difíciles tiempos, momentos extraordinarios. Con entusiasmo, determinación y afianzamiento del compromiso vamos a impulsar desde la juventud el cambio político que requiere Venezuela. A luchar por la reconstrucción de nuestro país, por desenmascarar la más grande estafa política en la historia contemporánea. Enmascarada con el nombre de socialismo del siglo XXI. Tenemos la responsabilidad de rescatar el ejercicio de la política para que se asocie a los valores más elevados de la sociedad, para que no siga siendo asociada con perversidades, negociaciones, trampas y mafias. Este no puede ser el sentido de la política venezolana y menos de su juventud. Por ello, desde la UJR, nuestro compromiso para derrotar, desde el activismo y con el ejemplo, la mercantilización y el saltibanquismo político que se ha entronizado en buena parte de la dirigencia juvenil venezolana. 

Compromiso que debe ser asumido en igual medida por toda la sociedad venezolana, con el fin de garantizar una unidad superior, que a su vez, nos garantice fortalecimiento económico, seguridad social, libertad y justicia; como también, un gobierno de y para la mayoría, que defienda nuestra soberanía y permita desarrollar una verdadera democracia.

Con organización y calle. ¡Revoquemos al nefasto. Rescatemos el Futuro!


Sairam Rivas y Abzara Gómez
Abril, 2016

domingo, 1 de mayo de 2016

1 de Mayo



Trabajadores, a luchar por el cambio político urgente


1 DE MAYO



Asumamos este desafío con la voluntad heroica de los venezolanos

Llegó la hora de la verdad. No hay camino bueno para evadir la responsabilidad que nos plantea la crítica circunstancia que vive nuestro país. Los amos del poder decidieron descargar el peso de la crisis sobre los trabajadores, pequeños y medianos productores del campo y de la ciudad, sobre la depauperada clase media, y pone en marcha una serie de políticas de efecto devastador sobre las condiciones de vida y de trabajo. Pulveriza el salario y lejos de estimular la producción, quiebra fábricas, genera desempleo, alienta la delincuencia y profundiza la crisis general. Ante ese dramático cuadro no hay otra alternativa que disponerse a la acción decidida y enérgica para producir un cambio político en el país. Todos los días se reafirma en los hechos esta necesidad. Suficientemente demostrado que con los gobernantes que tenemos no vamos a salir de este atolladero a donde ellos nos condujeron.

El país comienza a padecer una hambruna que se extiende e intensifica. Las penurias que sufre nuestro pueblo se tornan cada vez más insoportables. El país es un polvorín a punto de estallar, más cuando el oficialismo reprime la protesta y obstaculiza todas las salidas constitucionales y electorales que tratan de construirse, creando de esta manera una situación de alta peligrosidad que en cualquier momento puede conducir a una conflictividad generalizada y grave.

La lucha por el cambio político va hermanada a la pelea palmo a palmo por un salario real que sea suficiente, por condiciones de vida y de trabajo dignas, por caminos abiertos para el ascenso social y el progreso. Es hora de disponerse a recuperar nuestros sindicatos, a fortalecerlos, a convertirlos en instrumento eficaz para la acción y el cambio. Son tiempos en los cuales los trabajadores están llamados a asumir un papel protagónico en la lucha por el cambio político que demanda la sociedad. Esa es la garantía para que los cambios sean populares y nacionales y que la superación de la crisis se logre con base en un compromiso de todos y que no se descargue en los que menos tienen.

Los trabajadores, quienes producen la riqueza y garantizan todas las condiciones de reproducción de toda la sociedad, deben asumir el rreto histórico, deben convertirse en los verdaderos protagonistas del cambio político sustentado en la propuesta de Reconstrucción Nacional cuyas bases son: 1. Una nueva democracia de participación directa de la gente en la toma de decisiones ; 2. Impulso de una economía diversificada que eche las bases hacia la revolución industrial, el desarrollo, el bienestar de las grandes mayorías y la soberanía nacional; 3. Una política petrolera para convertir esta economía en palanca del desarrollo industrial y agroalimentaria; 4. Soberanía agroalimentaria basada en el impulso del desarrollo diversicado del campo; 5. Nueva política económica para garantizar el desarrollo soberano basada en la canalización del presupuesto para el impulso del desarrollo alcanzando el equilibrio fiscal con base en el crecimiento del aparato productivo, junto a una política de recaudación progresiva que no obste con el estímulo de la demanda social y una política bancaria que permita canalizar el ahorro social hacia la inversión productiva, abaratando y facilitando el crédito agrícola e industrial; 6. Una política social que garantice el desarrollo humano, expresado en mejor salud, calidad de la educación y mejora de todos los servicios públicos, así como vivienda digna para todos los venezolanos.

Es el momento de elevar la conciencia y la organización para estar en condiciones de jugar el papel destacado que nos corresponde. Para ello, organizarnos en avanzada política, en la Unión de Trabajadores Revolucionarios y en Bandera Roja -partido de la clase obrera-, es garantía para apuntalar la acción política, sin descuidar las demandas inmediatas de los trabajadores y las tareas para la democratización del movimiento sindical. Son necesarios dirigentes, miles de activistas, agitadores y organizadores, y para ello hay que desarrollar un plan de formación sobre la marcha, al calor de la lucha. Sobre todo en momentos en los cuales es claro que las aspiraciones y reivindicaciones de los trabajadores solo serán exitosas si luchamos por el cambio en la dirección política del país.

La unidad de acción debe ser una búsqueda permanente para darle fuerza a nuestras demandas y para acercarnos en el compromiso de cambio de gobierno y de la reconstrucción del país. Trabajadores, estudiantes, gremios profesionales, pequeños propietarios del campo y la ciudad, debemos conformar un poderoso movimiento unitario en un frente de acción por las reivindicaciones inmediatas, cuyos objetivos sean la conquista de un salario que garantice una vida digna y freno inmediato de la inflación que provoca el gobierno.

El día internacional de los trabajadores es emblema de las luchas por un mundo mejor. De compromiso y disposición de lucha por el cambio social en favor del bienestar de los trabajadores y del desarrollo e independencia nacional. Ya nos han quitado todo; la luz, el agua, la comida, los salarios, la seguridad y la libertad. Solo podenos perder una cosa más: las cadenas. Ya no queda otro camino que la lucha por el cambio urgente que demanda Venezuela.


¡Aumento general de salarios ya!
!Los trabajadores luchamos por el cambio!
¡Salgamos de Maduro!
¡Revocatorio en la calle!



Partido Bandera Roja
Gabriel Puerta Aponte, Secretario General
@GabrielRPuerta
1ro de mayo 2016

BR. 42 años

Chávez el robín Hood al revés

UNIDAD SUPERIOR PARA NO VOLVER AL PASADO

El mejor discurso de todos los tiempos

El manifiesto comunista.1

El planeta en venta

"No hay teoría revolucionaria sin práctica revolucionaria y viceversa"