Partido Bandera Roja

Saludos bienvenidos tod@s al blog del Regional Lara Argimiro Gabaldón del Partid Bander Roj (BR) que lucha y trabaja por la Unidad el Progreso y la Soberanía en Venezuela

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles

46 años de BR


Contactanos

Contactanos

miércoles, 20 de enero de 2016

46 años de BR.



La salvación es un cambio político urgente

Este gobierno no tiene remedio

46 años de BR


     Hoy, cuando Venezuela transcurre por la más profunda crisis general de la última centuria, desde Bandera Roja reafirmamos nuestra convicción de que no podremos salir de esta catástrofe mientras continúe la misma conducción política del país. Este gobierno no tiene cura, pues no hay farmacia que tenga los medicamentos contra el autoritarismo, la ineficacia, la ignorancia y contra las desmedidas ansias de las mafias gobernantes de seguir usufructuando y dilapidando los dineros públicos.

     Y el gobierno de Maduro se empeña en agigantar el desastre que han creado, proponiendo decretos y medidas que no reconocen su fracaso, y de esa forma es imposible hallar una salida a la altura de la terrible circunstancia económica y social que sufrimos los venezolanos. La emergencia económica decretada por Maduro es una mascarada que pudiera denominarse cómo seguir en lo mismo”— que encierra medidas no tomadas por razones politiqueras. No expresa política económica distinta a lo hasta ahora realizado. Además de la mayor centralización de las decisiones económicas en manos del Ejecutivo, hasta ahora lo que se aprecia es el incremento de las cargas impositivas y el afianzamiento de orientaciones que buscan preservar la capacidad de crédito del Estado ante la baja de los precios del crudo. Más allá de alguna que otra intención, ya se anuncia el aumento del precio de la gasolina, largamente esperado por muchos políticos y economistas que consideran esa medida un dogma elemental. Les molesta ese subsidio, pero nada dicen del traspaso de una riqueza muy superior como la representada por la deuda pública, el otorgamiento de miles de millones de dólares preferenciales a importadores vinculados con el gobierno, favorecidos entre otros por una política económica que destruye el aparato productivo y afianza el papel de Venezuela como proveedor de petróleo y otras materias primas. El solo aumento del precio de la gasolina no tendrá casi ninguna significación con un déficit fiscal que bordeará 25 % y con una inflación esperada mayor que la de 2015. Y para más drama ya el precio del barril de crudo se acerca al costo de producción interna.

     Venezuela reclama urgentemente una nueva conducción capaz de realizar una política económica de contenido popular y nacional. Que canalice el ahorro social a la inversión productiva, mientras aumenta la capacidad de demanda de la ciudadanía, mejorando radicalmente las condiciones de vida de los trabajadores y la familia venezolana. Junto a la presión popular por nuestros derechos, debemos abrir los cauces constitucionales para salir de este nefasto gobierno: revocatorio, enmienda o asamblea constituyente requieren del calor popular para darles vida.

     Este 46o aniversario nos encuentra bajo la agresión de la quintacolumna de un grupo mercenario que está al servicio del régimen y con el apoyo parcializado de la institución judicial. Tramposerías, tropelías y desafueros de diversa calaña han llegado al colmo de celebrar en el estado Sucre una antiestatutaria, ilegal y anticonstitucional parodia de quinto congreso, el pasado sábado 16 de enero. Esta deshonra para nuestros mártires y para nuestra historia reclama nuestro más profundo y radical rechazo y repudio. Y seguiremos resistiendo esta embestida en todos los terrenos, político, jurídico e institucional.

     Bandera Roja no es una mercancía ni una franquicia electorera, sino una conciencia colectiva que lucha por la transformación revolucionaria de nuestro país, por la democracia popular y el socialismo, uno muy distinto de esta payasada estafadora iniciada hace diecisiete años.

     Bandera Roja, en su 46o aniversario, ofrece a los venezolanos su experiencia práctica y su elaboración teórica, acumuladas en décadas de lucha, para abrir vías a un verdadero cambio hacia el desarrollo y la prosperidad, fortaleciendo nuestra soberanía e independencia en el marco del impulso de una democracia de nuevo tipo. Y la construcción de una fuerza social y política es la garantía de que los cambios sean sostenibles hacia el progreso, y allí encontrarán a nuestra militancia luchando hombro a hombro junto al pueblo.


Por la Dirección Nacional
Gabriel Puerta Aponte
Secretario General


Venezuela, 20 de enero de 2016

viernes, 15 de enero de 2016

Bandera Roja

Bandera Roja




Bandera Roja resiste en todos los terrenos


En el día de ayer, 14 de enero de 2016, la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia se declaró competente para conocer y decidir, y admitió el recurso contencioso electoral interpuesto por el Secretario General de Bandera Roja, Gabriel Puerta Aponte, y el dirigente nacional Pedro Arturo Moreno, en contra de la realización fraudulenta, ilegal y antiestatutaria del quinto congreso por parte del tránsfuga y quintacolumna Pedro Véliz Acuña. También decidió no otorgarnos la medida cautelar que impediría la realización de dicho evento, por lo cual tendremos que seguir pugnando para demostrar las acusaciones que hacemos contra este adefesio de congreso, que deshonra la historia de nuestra organización y coloca sus organizadores como detractores de este destacamento de vanguardia del pueblo venezolano, y especialmente de la clase obrera y los trabajadores.

Véliz y sus compinches —amparándose en una interpretación errónea y muy acomodaticia de la sentencia de la Sala Constitucional del 28 de julio de 2015— desacataron totalmente el mandato dado por dicha Sala, en el sentido de respetar los Estatutos aprobados en el IV Congreso (marzo 2007), el Comité Central (CC) que allí se eligió y el Comité Político Nacional electo en mayo de 2011, a sabiendas que son una escuálida minoría en el máximo organismo de decisión nacional del partido y en toda la militancia a nivel nacional. Quisieron sustituir al Comité Central por una supuesta reunión de un tal “Comité Político Nacional ampliado”, en el cual participaron dos personas que ni siquiera son miembros del CC, y para el cual no fueron invitados ni el secretario general, ni el secretario general adjunto, ni dos de sus miembros principales. Además falsificaron la firma de un exmiembro del partido que formaba parte de ese CPN (2011) e incorporaron las firmas de dos personas que habían sido miembros de ese organismo pero que ahora son dirigentes nacionales de otra organización política.

Las tropelías y desafueros que pudieran ocurrir en ese mal llamado “congreso”, a realizarse el sábado 16 del corriente en algún lugar del estado Sucre, no durarán mucho tiempo, puesto que están asentados en el apoyo que da este agónico régimen despótico a las acciones que quieren destruir a quienes hemos estado en primera fila en el desenmascaramiento de esta farsa de “socialismo” y en el combate a todos sus desmanes. A quienes conocen los verdaderos representantes de Bandera Roja —a su dirección nacional, a su dirección juvenil (UJR) y a sus direcciones regionales— les llamamos a desconocer cualquier decisión que pueda provenir este cónclave de este grupo mercenario y al servicio del régimen.

En los 46 años de existencia que tiene nuestra organización —que desde sus comienzos se ha guiado por el centralismo democrático, por la dirección colectiva, la responsabilidad individual y la constante formación ideológica en el marxismo-leninismo—, no había ocurrido ningún hecho ni siquiera parecido a esta acción destructora de este grupo de testaferros y serviles del gobierno. Y, en medio de esta flagrante violación a nuestra historia y a nuestros principios, pretenden aprobar documentos centrales (Estatutos, Línea Política, etc.) que ni siquiera fueron dados a conocer a la militancia en la supuesta etapa pre-Congreso que debía comenzar, por lo menos, tres meses antes de la realización del evento final. Ni el más taimado y parcializado tribunal pudiera aceptar este desaguisado y otorgarle efectivo valor legal, ni siquiera en este país donde la justicia es cualquier cosa menos imparcial.

Llamamos a nuestra militancia, a los jóvenes de la UJR, a la dirigencia sindical, magisterial y profesional, a los dirigentes regionales, locales y municipales a rechazar categóricamente esta agresión de los quintacolumna y a cerrar filas en torno a los verdaderos defensores de Bandera Roja, de ese destacamento revolucionario que nació en un destacamento guerrillero para construir una fuerza que impulsará en Venezuela los cambios hacia la democracia popular, el socialismo y el comunismo.

COMISIÓN DE ORGANIZACIÓN NACIONAL
15/01/2016

BR. 42 años

Chávez el robín Hood al revés

UNIDAD SUPERIOR PARA NO VOLVER AL PASADO

El mejor discurso de todos los tiempos

El manifiesto comunista.1

El planeta en venta

"No hay teoría revolucionaria sin práctica revolucionaria y viceversa"