Partido Bandera Roja

Saludos bienvenidos tod@s al blog del Regional Lara Argimiro Gabaldón del Partid Bander Roj (BR) que lucha y trabaja por la Unidad el Progreso y la Soberanía en Venezuela

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles

46 años de BR


Contactanos

Contactanos

jueves, 30 de abril de 2015

1ro de mayo

Los trabajadores somos vanguardia para el cambio. A luchar por la Reconstrucción Nacional para la prosperidad, el desarrollo y la justicia social

1ro de mayo
Este Primero de Mayo encuentra a los trabajadores venezolanos ante una disyuntiva y un reto: o seguimos languideciendo en esta ruina indetenible o llevamos nuestras luchas por salarios dignos, trabajo decente, seguridad social, contratación colectiva y libertad sindical al torrente de nuestro pueblo que clama por un cambio urgente, pues quienes nos están gobernando han llevado el país hacia una catástrofe, hipotecando todos nuestros recursos, destruyendo nuestras capacidades productivas, aumentando nuestra dependencia y dilapidando la renta petrolera en corrupción y politiquería, mientras la población sufre una avalancha de criminalidad, escasez, desabastecimiento, alto costo de la vida y ruina de los servicios públicos.

El gobierno de Maduro ha seguido alimentando el legado de una economía enferma que degrada el trabajo productivo y premia la especulación, la corrupción y el parasitismo. Los fabulosos ingresos por concepto de renta petrolera y exacción fiscal solo sirvieron para edificar en el país la más grande y desastrosa ruina económica y social de la era contemporánea. Y ahora, en tiempos de baja de los precios del petróleo, están subastando nuestras riquezas a las potencias imperialistas, entregando el Esequibo a cambio del perdón y cambiando las garras del águila por las zarpas del oso. Y las supuestas medidas anticrisis ―meros paliativos para continuar estafando la credibilidad popular― tienen sus peores consecuencias sobre los asalariados y en general sobre la población más pobre.

El desabastecimiento, la escasez y el alto costo de la vida, junto a salarios miserables, cierre de industrias y quiebra de la agricultura, han hecho retroceder a Venezuela mucho más de medio siglo.  El régimen se ha hecho más represivo, autoritario, militarista, y ha restringido las libertades públicas y los derechos democráticos, y sus mafias integrantes actúan como perros de presa que descuartizan el botín. Todo ello requiere que le demos un parao, que ya basta de arbitrariedad, desorden y desastre. Hay que producir una ruptura de este estado de cosas. Las mejoras sociales y económicas del pueblo trabajador solo podrán producirse si logramos un cambio de gobierno que vaya en la dirección de la Reconstrucción Nacional.

Desde Bandera Roja apostamos porque este 1º de Mayo sea propicio para que los venezolanos demostremos que somos un pueblo rebelde, soberano, insumiso, que exige un cambio general del rumbo de la nación. Que ya basta de gobernantes ladrones y entreguistas, quienes con un falso discurso de “socialismo” se han enriquecido a sus anchas. Que ya basta de destruir fuentes de empleo productivo, hablando de soberanía y haciéndonos cada día más vulnerables y dependientes de la importación de bienes esenciales. Que ya basta de que subasten la nación entre las potencias imperialistas, solo para mantenerse en el poder. Es hora de dejar a un lado la división y el odio estimulados con falsas banderas de redención social y disponernos a rescatar la soberanía nacional y el verdadero poder popular.

Vamos a construir una gran fuerza social y política que deje a un lado a estos estafadores con ínfulas dictatoriales y comience a edificar una nueva esperanza de desarrollo, prosperidad y justicia social junto a una democracia de nuevo tipo. Que revalorice la amplia participación de los ciudadanos y estimule el desarrollo de un movimiento asambleístico como expresión de un nuevo poder, de una democracia de pueblo y no de élites.

Es a los trabajadores a quienes nos corresponde ser los primeros en los cambios que reclama Venezuela, pues por nuestra condición de clase podemos imprimirles un sello contra la discriminación, el revanchismo y la mezquindad. La clase obrera venezolana, pese a su disminución numérica, cual ave fénix se levanta para desenmascarar esta estafa que hoy gobierna el país y edificar una sociedad de progreso y de justicia.

¡Basta de entreguismo y corrupción!
¡El pueblo trabajador va a reconstruir a Venezuela!

miércoles, 8 de abril de 2015

Esequibo

Venezuel regala el Esequibo a EEUU a cambio de perdón
Chavistas reparten Venezuel a pedazos para salvar su pellejo
Esequibo
 
“Los Estados Unidos le bajaron dos”, señalan algunos, luego de que Ben Rhodes, asesor presidencial sobre Seguridad Nacional, dijera ayer (07-04-2015) que fue “una confusión” declarar “amenaza externa e inusual” a Venezuel ya que es parte de un “formato”. Esta declaración ocurre mientras Caricom declara su respaldo total a Guyana en el diferendo sobre el territorio venezolano en el cual se asientan inmensas riquezas petroleras, actualmente explotadas ilegalmente (aunque autorizada por Guyana) por la estadounidense Exxon Mobil, y el mismo día en que diputados chavistas niegan debatir en la Asamblea Nacional la política del Ejecutivo venezolano respecto del diferendo.
Mientras  Caricom "sanciona" de alzada con un fallo contra Venezuel, arrogándose una condición jurídica que no posee en materia internacional, el presidente Obama declara en Jamaica su disposición de dar respaldo energético al Caribe. Destaca entonces la declaración que diera en la antesala el vicepresidente de EEUU, Joseph Biden sobre la relación entre Venezuela y sus “socios” rusos y chinos, en relación con el Caribe: “Ya sea en Ucrania o en el Caribe, ningún país debería poder usar sus recursos naturales como herramienta de coerción contra otro”, haciendo una inconcebible analogía entre Ucrania y el Caribe.
La respuesta de Venezuel, dada a última hora por la Canciller Delcy Rodríguez enviando una carta de “protesta” a Exonn Mobil frente a la explotación de las riquezas naturales de un “territorio en disputa”, es una engañifa. El Ejecutivo nacional no enfrenta con firmeza la conducta de Caricom en asumirse en “juez de alzada” de nuestra disputa. Tampoco eleva el reclamo a Guyana, quien hace la concesión de explotación a la empresa estadounidense a la que Venezuela adeuda $ 2.841 millones por demandas internacionales contra la República.
Con solo ver el contexto y el tono en el que se suscitan todas las declaraciones, tanto estadounidenses como venezolanas, lleva a suponer que efectivamente se trata de lo que avizoraron dirigentes de @Bandera_Roja en diversos materiales públicos: Venezuel está siendo repartida a pedazos por el chavismo para salvar su pellejo (y riquezas saqueadas).
Las firmas que recogía el chavismo contra Obama, hoy personifican más claramente el sentido que siempre han tenido: sacar provecho político de cara al proceso electoral que de antemano les resulta desfavorable dado el descontento del pueblo venezolano por los graves problemas por los que atraviesa, tales como el costo de la vida, la escasez y la inseguridad, además de que buscan una defensa automática a 7 funcionarios que cumplieron y cumplen órdenes de los capos del gobierno nacional dirigidas a la violación del derecho a la protesta y a los Derechos Humanos de los venezolanos.
Y mientras se hace firmar a los venezolanos, en muchos casos bajo coacción, Maduro trae a hurtadillas al Consejero del Departamento de Estado de EEUU, Thomas Shannon, para reunirse y establecer las condiciones en las que Venezuela entregará, a cambio de un “salvoconducto” para la mafia gobernante, nuevos espacios y nuevas riquezas. Buscan compensar a los EEUU frente a la entrega de nuestra soberanía y riquezas a China y el Brics.
Desde @Bandera_Roja hemos denunciado como inaceptable la entrega de nuestra soberanía, como inaceptable el reparto de Venezuel a potencias extranjeras, sean del signo que sean, y como inaceptable la continuidad de esta camarilla gobernante que ha engañado a parte del pueblo venezolano y al mundo preconizando falsamente el socialismo mientras hacen la más vil entrega de nuestro territorio y de nuestro futuro, a cambio de seguir esquilmando la ya menguada riqueza patria.
Es tiempo de que en la Unidad, incluso entre los verdaderos patriotas, los que se consideran genuinos revolucionarios, los demócratas y todos los sectores dolientes de nuestro país, se levanten con fuerza, levanten las voces contra esta vil negociación y se propongan movilizaciones populares en defensa de nuestra soberanía y nuestra independencia y autodeterminación.
Desde @Bandera_Roja llamamos a todos los sectores democráticos y patriotas a organizar una agenda en defensa de la patria y de su integridad territorial, en defensa del Esequibo (actualmente regalado a Guyana y a EEUU), en defensa de nuestras riquezas minerales y de su reparto discrecional, como el decreto 1606 que amplía las hectáreas de explotación de carbón actuales a 24.192 hectáreas en la Sierra de Perijá, o como la entrega de la mina de oro más grande de Latinoamérica, Las Cristinas en Bolívar (ambos negocios con China).
Llamamos a todo el país, y a los pueblos hermanos de la causa venezolana, a la defensa de nuestra integridad territorial y nacional. Están despedazando el territorio venezolano como despedazaron ya su precario aparato productivo, para entregárselo al imperialismo de cualquier cuño en provecho propio. Están regalando a Venezuel a cambio de su salvación.
¡Basta de entrega de nuestra soberanía!
¡Venezuela para los venezolanos!
Comisión Internacional de @Bandera_Roja
Caracas, 8 de abril de 2015

jueves, 2 de abril de 2015

Reconstrucción Nacional

¿Una Junta para qué?, por @EddyTimaure

Reconstrucción Nacional
     La crisis avanza a un ritmo acelerado: el derrumbe de la economía sigue en pleno desarrollo y amenaza con hacer más dramática la situación de los venezolanos, los servicios públicos muestran su peor rostro en los últimos cincuenta años, el sistema de salud y de educación se encuentran altamente deteriorados y, también,  la inseguridad, como dicen ahora, “no juega carrito” y campea impune bajo la mirada silente (y cómplice) del régimen. A ello se agrega que la represión no cesa y, por el contrario, armada de subterfugios legales y amparada en tramas novelescas abusa del poder para amedrentar, encarcelar y torturar a quienes se oponen al fascismo, cosa que seguramente se agravará con la habilitante que se aprobó en respuesta a las sanciones del gobierno estadounidense contra funcionarios del régimen.
   Esto último, las sanciones que el gobierno estadounidense acaba de imponer a funcionarios del régimen cuestionados por corrupción y violación de los derechos humanos, sirven para que éste busque unificar  a sus partidarios, y a quienes vacilan, en torno a la supuesta defensa de la patria y la lucha antiimperialista, mientras negocia las reservas en oro en Wall Street, permite que el imperialismo haga exploraciones petroleras, con la venia de Guyana, en el esequibo y regala las riquezas minerales y la soberanía al imperialismo chino, al ruso y al BRICS en general.
   También sirven estas sanciones, para que el régimen siga apretando su política represiva, vía habilitante ahora, y para que, valido de la “amenaza imperialista”, juegue con decisiones claves como la elección de diputados a la Asamblea Nacional (su realización, momento y condiciones) y para que, por la vía de eventuales estados de excepción o emergencia, disponga, con mayor arbitrariedad de los poderes y leyes para buscar socavar las exiguas expresiones de democracia y eternizarse en el poder.
    Mientras tanto, en la oposición algunos apuestan a las parlamentarias, otros resisten, luchan en la calle y condenan a los anteriores, algunos murmuran, cuestionan y no se organizan, otros insisten en construir una unidad superior, pero en general se carece de una estrategia única, de un programa único y de una dirección única que permita allanar el camino del cambio político y de la reconstrucción nacional en Venezuel.
    Porque, frente a un régimen de esta naturaleza, no basta una estrategia electoral, no basta salir a la calle a protestar, no basta el lamento, es necesaria una estrategia política capaz de dar respuesta en cualquier circunstancia, combinando todas las formas democráticas de lucha, cuidando que ellas sirvan para organizar al pueblo y construir una nueva mayoría, en cuyo propósito aseguran la inclusión de todas las expresiones políticas que adversan al régimen es importante.
    He aquí dónde una Junta de Reconstrucción Nacional cobra fuerza, como plataforma para unir todas las luchas que se desarrollan en Venezuela y para unir, fundamentalmente, a todas las expresiones de la oposición política venezolana, estén o no en la MUD, estén o no con la búsqueda de una salida constitucional a la crisis, estén o no con la Resistencia, por cuanto todas son fundamentales para allanar el camino del cambio político, para enarbolar un Programa de Reconstrucción Nacional y para avanzar en el establecimiento de forma democráticas de ejercicio de gobierno.
    La Junta de Reconstrucción Nacional ha de contar con tres herramientas claves para su concreción; a) Una estrategia, derivada de la caracterización del régimen y del análisis de la situación política nacional, cuestión que ha de descansar en un equipo de coordinación amplia en la que la se definen y desarrollan, en consecuencia, las iniciativas de lucha a cada nivel; nacional, estadal y municipal; b) Un Programa de Reconstrucción Nacional, que resume las principales ofertas de cambio para el pueblo venezolano y que sea garantía de progreso y bienestar en democracia; c) Un plan de luchas que atiendas las demandas urgentes del pueblo venezolano frente a la política hambre adora y represiva del régimen, que lo active y movilice bajo la conducción de una nueva dirección política.
    Finalmente, el pueblo descontento ha de ser organizado y, para eso, el llamado a la conformación de Asambleas Populares ha de ser retomado con todo vigor.  Pero estas Asambleas han de ser concebidas como espacio para la unidad del pueblo, del debate y de la acción permanente no como espacios para elegir delegados que sólo asistan a un evento o para promover candidaturas o liderazgos mesiánicos, sino como expresión del nuevo poder ciudadano que ha insurgir con fuerza, levantando las banderas de libertad y democracia que salven al país del caos. Para eso necesitamos una Junta de Reconstrucción Nacional.
@EddyTimaure
Secretario General de Bander Roj
Estado Falcón
#Venezuela
#resistencia
 

BR. 42 años

Chávez el robín Hood al revés

UNIDAD SUPERIOR PARA NO VOLVER AL PASADO

El mejor discurso de todos los tiempos

El manifiesto comunista.1

El planeta en venta

"No hay teoría revolucionaria sin práctica revolucionaria y viceversa"